Gineceo

Blog de María Tenorio

Las trillizas

Con Jennie al frente

Las trillizas Holly, Molly y Jennie son muñecas transnacionales. Nacieron en El Salvador, pero muy pronto se trasladaron –por una breve temporada– a los Estados Unidos, donde sus rostros y atuendos se poblaron de puntadas que les dieron su gracia. Allá, en las cercanías de Sausalito, California, fueron bautizadas con los nombres de tres norteamericanas que conocí en mis vacaciones de Semana Santa.

Molly y las flores de su vestido

Molly y las flores de su vestido

Molly, californiana, es una creadora en busca de sí misma y de su arte. La experimentación es parte esencial de su vida. De la muñeca con su nombre destaca el trabajo de su vestido: una aplicación de tela negra con puntos rosa, alrededor de los cuales bordé pétalos con distintas variantes de cadenilla o cadeneta (chain stitch family).

Té verde con jazmín y Molly en proceso

Jennie, también de California, es escritora de ficción. Disciplinada trabajadora, pronto tendrá el manuscrito de su primera novela. La matrioska que lleva su nombre es una de mis favoritas: me encanta su expresión, en particular su mirada. Su vestimenta me parece muy elegante y delicada. Nótese el detalle de la parte inferior de su falda, bordeada por trencilla y rellenada con punto de ostra (oyster stitch).

La elegancia de Jenny

La elegancia de Jennie

8601352827_25bd8527a3

Jennie, en fase de bordado

Holly, originaria de Ohio, es una mujer supereficiente, además de jovial y amistosa. Administra la residencia de artistas donde estuve, visitando a Miguel (mi marido, escritor), en Semana Santa. En la mamushka llamada como ella experimenté con cruceta sobre tela cuadriculada y también con varias líneas de trencilla. Las flores de su pañuelo están hechas con punto de pistilo (pistil stitch), en amarillo. No puedo dejar de mencionar sus llamativos ojos y su boca redonda, en actitud de sorpresa o de canto.

La decoración de trencilla en Holly

Las trillizas vieron la luz esta mañana cuando finalmente las rellené, cosí y firmé, luego de varios días de haber concluido  su bordado. Agradezco a mi madre que me ayudó a dar varias puntadas para colocarles la parte de atrás. Y a usted que ha llegado hasta aquí, gracias por visitar mi Gineceo.

Trillizas sobre fondo negro

Trillizas sobre fondo negro

Anuncios

10 comentarios el “Las trillizas

  1. Pilar
    29/04/2013

    ¡¡Son un primor!!
    Un beso

  2. huelvelena
    29/04/2013

    Molly es además sexy

  3. Yolanda Velandia Junca
    01/05/2013

    Hermosisisimas!!!

  4. Maria Mercedes
    03/05/2013

    Maria, las trilizas son una hermosura, me encanta el pelo de Molly.
    Además es un placer leerte, me siento como si me estuvieran contando cuentos!

  5. Pingback: Un año entre matrioskas | Gineceo

  6. Pingback: ¿Cómo limpiar una matrioska bordada? | Gineceo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Fotos en Flickr

Ingresa tu correo electrónico y recibe notificaciones de nuevas entradas en tu correo electrónico

Únete a otros 1.619 seguidores

Archivo

A %d blogueros les gusta esto: