Gineceo

Blog de María Tenorio

¿Cómo limpiar una matrioska bordada?

Holly vino la semana pasada con su carita manchada. Le había caído agua sucia de aire acondicionado una desafortunada noche de sábado. Aunque su dueña — Francesca, la mayor coleccionista de matrioskas de mi Gineceo– me avisó a la mañana siguiente, pasaron varios días hasta que la matrioska en cuestión fue puesta en mis manos.

—Mirá si podés rescatarla— fue lo que escuché; y respondí que haría lo posible.

8693161712_c4c36fb4e9_k.jpg

La matrioska Holly es una de las trillizas que ven en la foto: la que está situada más a la derecha, con cara de asombro. La fecha de nacimiento de esas matrioskas es el 29 de abril de 2013. Como cuento en una entrada de este blog publicada aquel día, estas muñecas son transnacionales, fueron bordadas en las cercanías de Sausalito, en Headlandas, y llevan los nombres de sendas norteamericanas a quienes conocí en mi breve estancia allí.

35878192745_bee39f6ee2_o

Con una edad de tres años matrioskiles, Holly tuvo el percance el que les hablaba, debido a un desperfecto de un aparato de aire acondicionado. En la foto de arriba pueden ver el estado en que amaneció el domingo, horas después del evento.

Así la recibí. Y decidí intervenirla de forma extrema: la abrí por su base, saqué el relleno de greña y arena (en bolsita), descosí la muñeca, preparé un huacal (recipiente plástico) con agua y unas gotas de detergente líquido para ropa delicada; sumergí allí a Holly (las dos piezas que la forman) y la dejé un par de horas bajo el sol tropical. ¡Eureka! Los astros se alinearon y salvaron a Holly. Las manchas –pues no solo era una– abandonaron su cuerpo. La foto de abajo da testimonio de cómo quedó después de esta operación.

35038642334_3569b9ede7_k

Cuando la vi sana y salva, me alegré mucho. Holly es una matrioska compuesta: además de la base de tela de manta que va pintada con crayolas y plumones Sharpie, tiene tela a cuadros, trencilla celeste y los tradicionales bordados de mi gineceo, hechos con hilos DMC. ¡Y nada destiñó! Me alegré porque vi que los materiales que uso son de buena calidad, ¡je!

Holly renació a su nueva vida –una segunda oportunidad, digamos– el 20 de julio de 2017. Miren, abajo, cómo quedó perfecta luego de la intervención.

35932373111_bcd9474da1_h.jpg

Y, colorín colorado, hoy ya sé cómo limpiar a una matrioska en apuros.

Anuncios

4 comentarios el “¿Cómo limpiar una matrioska bordada?

  1. Miss Tejidos
    31/07/2017

    Nueva y larga vida a Holly!!

  2. Aida
    13/08/2017

    Feliz retorno, Holly.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Fotos en Flickr

Ingresa tu correo electrónico y recibe notificaciones de nuevas entradas en tu correo electrónico

Únete a otros 1.549 seguidores

Archivo

A %d blogueros les gusta esto: