Gineceo

Blog de María Tenorio

Bordar flores con cinco puntadas

A mi pared de bastidores le hacía falta colorido, así que decidí bordar un bastidor de 10 pulgadas con un conjunto de flores sobre lino morado. Tomé como modelo una servilleta que bordé hace casi veinte años con flores ejecutadas con diente de chucho (punto de festón) y caballito (punto de escapulario o herringbone stitch). Copié mi diseño anterior y le hice ligeros cambios; aquí les muestro, primero, el resultado y, después, el proceso.

48425229682_28db018adb_k.jpg

La pared de mi estudio decorada con bastidores bordados

48425230942_75fa184e78_k

Bastidor de 10″ con flores ejecutadas con cinco puntadas

Bordando flores

Comencé con timidez, dibujando una flor, copiada de la servilleta color naranja de la que les hablaba. Imité las cuatro puntadas del bordado original: el diente de chucho para los niveles dos y cuatro de la flor; el caballito, para el centro y el nivel 3; la cadenilla (cadeneta) para el tallo y la puntada cretense para la hoja.

48356388236_340d94b873_k

La primera flor del bastidor

Al examinar el bordado original, me di cuenta de que usé la madeja completa para bordar; es decir, las seis hebras de hilo (probablemente DMC o Anchor, pues no han desteñido con el paso de los años).

42085032755_8d63af44ab_k

Este es el bordado original

En esta ocasión, opté por bordar con cuatro hebras (seis me parece de-ma-sia-do). Una vez terminada la primera flor, dibujé el resto del bastidor y, en cualquier ratito libre, fui bordando las restantes flores y hojas. Intenté usar el soporte del bastidor, pero parece que no tengo la suficiente disciplina o pericia para bordar todo el tiempo así, al estilo inglés, con las dos manos.

48376731332_8eda903c9d_k

Bastidor con soporte frente a la cordillera del Bálsamo

Los colores los fui eligiendo sobre la marcha, procurando usar colores claros en el festón o pétalos exteriores y colores oscuros en los pétalos interiores. La idea de este bastidor es que sea multicolor, así que no me preocupé por usar teoría del color ni por elegir previamente una paleta de colores. Lo único en que fallé, siendo crítica, es en la hoja de en medio, la color verde olivo, que quedó muy parecida en el valor al tono morado de la tela.

48396698656_cd15624100_k

Una adición que hice al diseño original (de la servilleta naranja) fueron nudos coloniales entre el nivel 1 y el 2 del bordado. Eso se puede ver en la segunda foto de esta entrada.

Según mi registro fotográfico de este proyecto, comencé el domingo 21 de julio y terminé el miércoles 31 del mismo mes: diez días me tomó en total.

Estas flores son muy fáciles de dibujar: constan de tres círculos concéntricos y dos círculos con cenefas, todo trazado a mano alzada. Para bordarlos, el centro se hace con caballito; el espacio interior con nudos coloniales; el siguiente nivel con diente de chucho; luego las primeras cenefas, con caballito; y las cenefas exteriores con diente de chucho. La hoja se puede ejecutar con puntada cretense o también con punto de mosca.

(Esta entrada fue publicada previamente en la Revista FronteraD el 2 de agosto de 2019: https://www.fronterad.com/bordar-flores-con-cinco-puntadas/)

Anuncios

Un comentario el “Bordar flores con cinco puntadas

  1. Pingback: Decorar una pared con bastidores | Gineceo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Fotos en Flickr

Ingresa tu correo electrónico y recibe notificaciones de nuevas entradas en tu correo electrónico

Únete a otros 1.869 seguidores

Archivo

A %d blogueros les gusta esto: